Paulina Rubio decidió hacer las paces con Raúl de Molina, con quien llevaba distanciada desde hacía 5 años. Ver video.

Como parte de la promoción de su nuevo álbum, Paulina Rubio decidió hacer las paces con Raúl de Molina, con quien llevaba distanciada desde hacía 5 años, y hasta lo invitó a su mansión en Miami Beach, para que desde el jardín hicieran la entrevista para ‘El Gordo y La Flaca’.

De Molina espero a la famosa dueña del hogar desde la sala del exterior, y cuando Pau hizo su entrada la recibió con Mariachis y mucho cariño. Pero antes de comenzar la entrevista, la ‘Chica Dorada’ quizo aclarar lo que los separó, hacer las paces y continuar con la amistad.

Pau comenzó reclamándole que cuando Raúl de Molina era paparazzi se la pasaba sacándole fotos sin ella imaginar que era su vecino, y la podía captar cuándo quisiera. Luego dijo que se volvieron casi amigovios hasta que hace 5 años se enemistaron.

Raúl de Molina explicó que el mal entendido fue en una cobertura de los Latin Grammy en donde él debía entrevistarla, y después no le dieron permiso para hacerlo, pero Paulina se enojó porque pensó que el Gordito no quería hablar con ella.

En el medio de la conversación Rubio aprovechó para recordarle el día que fue De Molina el que se enojó porque ella no quiso darle un beso en la boca. Entre ‘lo que me hiciste’ y ‘lo que te hice’, Paulina le dijo al presentador del show de entretenimiento de Univision que lo perdonaba, que lo quería y que por eso le estaba abriendo las puertas de su casa.

Eso sí, antes de comenzar la entrevista le hizo una pregunta no esperada: “¿Tú quieres más a Sofía Vergara o a Paulina Rubio?”. A lo que el Gordito no dudó en decir: “Paulina”…