FARANDULA

Farruko sufrió un nuevo revés judicial. Fue denegada su solicitud para que se le remueva el grillete electrónico.

El cantante de reguetón Carlos Efrén Reyes Rosado, mejor conocido como Farruko, sufrió un nuevo revés judicial luego de que el magistrado federal Bruce McGiverin denegara su solicitud para que se le remueva el grillete electrónico.

“Denegada”, reza la escueta orden del magistrado contenida en el expediente del caso, en que se le acusa al artista de no informar a agentes federales que transportaba $50,000 en efectivo.

El abogado del artista, Allan Rivera, planteó que el uso del grillete electrónico –una de las condiciones para concederle la libertad bajo fianza- hace “extremadamente difícil” viajar y pasar por las áreas de seguridad en los aeropuertos de Estados Unidos y de otros países alrededor del mundo.

El letrado expuso que su cliente ha cumplido con todas las condiciones de su libertad bajo fianza y que no representa un riesgo de fuga ni un peligro para la comunidad.

Por su parte, la fiscal María Montañez Concepción se opuso a la remoción del grillete. Esto tras argumentar que el acusado ha viajado y no ha reportado problemas en el cumplimiento de sus compromisos artísticos en Estados Unidos y otros países.

Asimismo, planteó que la defensa no ha provisto detalles que expliquen en qué consiste la dificultad de viajar con un grillete.

Farruko fue detenido en el aeropuerto de Isla Grande el pasado 2 de abril tras un viaje procedente de República Dominicana.

La acusación emitida por un gran jurado contiene dos cargos. El primero es contrabando de dinero en territorio estadounidense y ofrecer declaraciones falsas a agentes de la Patrulla Fronteriza y Aduanas (CBP, por sus siglas en inglés), a través de una hoja de declaración en la que “respondió no” al ser preguntado si traía más de $10,000 o su equivalente en moneda extranjera.

El artista fue detenido luego de que el can Hugo, que inspeccionaba los equipajes, alertara sobre el olor a narcóticos en dos maletas.

Reyes Rosado dijo a los agentes que era el dueño del equipaje y se le pidió que lo colocara en la mesa de inspección. Durante la inspección, Farruko alegó traer $7,000, pero dijo no estar completamente seguro.

El intérprete de “Cosas que hacemos” se expone a un máximo de cinco años de cárcel y/o a una multa de $250,000. 

Fuente El Vocero
Picoteando el Espectáculo